sábado, 19 de diciembre de 2009

PREMIO MUNICIPAL DE LITERATURA


A nuestra querida JURADO Graciela Martín de Núñez.


La edición 2008 del Premio Soriano ya tiene ganadores



El Jurado del Premio Municipal de Cultura “Osvaldo Soriano”, integrado por Marta Ferrari, Carmen de Iriondo y Eduardo Balestena, dio a conocer los nombres de los ganadores en Poesía y Cuento, correspondientes a la edición del año 2008.

La información fue comunicada en la víspera al Director de Coordinación de la Secretaría de Cultura, Mauricio Espil, habiéndose firmado en la oportunidad el acta correspondiente que avala tal decisión.

Por unanimidad, se otorma, en Poesía, el primer premio a Esteban Quirós, por su obra “Triple frontera”; el sengundo premio a Facundo Giménez, por “Roce y distancia” y el tercero a Angel Chiatti, por “Poesía en series”. Fue también otorgada una mención a Laura Iribarren Bulsara por su obra “Damita en el tocador”.

En Cuento, el primer premio fue otorgado a Gonzalo Hernán Viñao Laseras, por “La bestia azul”; el segundo premio a Graciela Martín de Núñez, por “Al otro lado del mar” y el tercer premio a Diego Gabriel Santos por “El fabricante de ángeles”

sábado, 5 de diciembre de 2009

Hola amigos...!


Otra vez, encontrándonos por medio de esta revista, que a veces se hace con prisa, otras con minuciosidad, otras a los empujones pero siempre con una montaña de cariño, depositada en cada entrada, para ustedes, que aunque no lo sepan, también dejan gotitas de cariño al entrar e interesarse en nuestra humilde publicación.
Aquí pueden dejar su opinión, su sugerencia, su comentario.
Participen, que eso es muy bueno.

viernes, 4 de diciembre de 2009

NOCHE LITERARIA .GRACIAS S.E.M


Animando la reunión Elda bailando con Irma Trotta

Elda Rago

Mabel Fernández Albelo


Gladys Lopez Pianesi

Agradecemos la hospitalidad y la cordialidad con que recibió a las visitas la presidente del S.E.M. Zulema Dal'Pozi. MUCHAS GRACIAS!!

jueves, 3 de diciembre de 2009

NOVEDADES

Quizás no sean demasiado las novedades que tengamos con vista al futuro, simplemente porque los proyectos que tenía, se han concretado y ahora sólo queda mejorar y perfeccionar lo que Dios con toda su generosidad, me ha brindado.
Una de esas concreciones es la oportunidad de dar durante la temporada de verano aquí en esta ciudad, que es uno de los lugares más importantes a nivel espectáculos durante el verano como Mar del Plata, mi obra teatral: ¿Por qué a mí...?
Esas funciones se realizarán en el Auditorio del Centro Médico una sala hermosa!!! todos los martes de enero y febrero a las 21 horas.
Estamos todos los integrantes del grupo muy felices, ya que no solamente el teatro es muy grande, cómodo, con un gran escenario, si no que también está en el centro. San Luis 1978.
Ahora, el resto les pertenece....SU PRESENCIA.
SINOPSIS DE LA OBRA TEATRAL:


POR QUÉ A MÍ?

De Patricia Heredia


"Valentina es una mujer con aspecto de mediana edad, divorciada muy suficiente, de profesión artista. Vive sola, pues sus dos hijos, una mujer y un varón, ya están casados. Desarrolla una gran actividad social y profesional.
La obra, nos muestra todos los aspectos de la problemática vivencial de la protagonista:
La mujer madura; mirada analítica a la mujer de hoy; abismo generacional y omisión de los ancianos dentro de la familia; miedo al compromiso afectivo; relación madre-hija/madre-hijo; la visión del pasado desde el hoy conflictivo y el ataque brutal a los ancianos de parte de los delincuentes. Final inesperado. Todas las mujeres en alguno de los aspectos tocados en la obra, se sentirán identificadas,

Declarada de Interés Cultural, por la Secretaría de Cultura por el enfoque social.
La editorial LD, la había seleccionado en la terna junto a los autores: Nini Marshall y Cossa. para incluirla en los libros de texto de escolaridad en el rubro teatro.
Se encuentra en formato de Monólogo y de obra teatral con intervención de los personajes.
Fue estrenada en la Biblioteca Sala A en el año 2006, pero solo se dieron 2 funciones por cuestiones de salud de la protagonista (Patricia Heredia) dado el compromiso actoral que exigía la obra"
La vigencia, que tiene el tema es lo que me impulsa a volver a ponerla en escena, Es un análisis y la motivación de muchas mujeres de la tercera edad, que no necesariamente están transitando una etapa humillante y descalificadora.



Con respecto al próximo certamen literario
Encontraran aquí, las bases del certamen. Los primeros premios serán los CDs. con la grabación de todos los ganadores. Se alternaran los videos y los CDs en los sucesivos Certamenes literarios.
Las direcciones de los videos ganadores:
El hombre correcto
http://www.youtube.com/watch?v=Ujb74qEPxzU

Por la noche
http://www.youtube.com/watch?v=l_0pcYVfNac

PERSONALIDAD DESTACADA EN LA CULTURA



Muy joven. Nos cuesta asociarlo a un cargo tan complejo como el de Director de Cultura; pero así es, Mauricio Espil.
Nació en Buenos Aires en Banfield, donde se crió hasta que en el año 81, se trasladó a Pihué un hermoso lugar.
Estudió tres años medicina, luego transitó por otras carreras y terminó recibiéndose en Letras.

A mi pregunta sobre si es creativo, en su trabajo me responde:
Soy creativo pero no puedo hacer mucho. Las finanzas municipales son muy justas; y dentro de lo que manejamos podemos hacer algunas cosas. Creemos que el Estado tiene obligaciones que asumir; pero también tiene que entender, que el mundo ha cambiado. Ya no estamos en los 70 y desde el 2005 en adelante hay cambios, son años de reformulaciones. Hay actividades que son novedosas y que hay que palparlas para poder expandirlas y lo estamos haciendo, con mucho esfuerzo. Se me ocurren muchas más cosas por hacer. Siempre escucho a los demás, en los proyectos que tienen, dialogando nos ponemos de acuerdo y dejamos la fuente de inquietudes, de que queremos hacer al igual que la comunidad, ver todo lo necesario a nivel cultural.
Mar del Plata es una ciudad muy compleja, porque está sujeta a los movimientos migratorios, y cada uno de sus sectores tiene sus demandas y sus preceptos; por eso deberíamos entrar en el concepto de la descentralización. La gente quiere tener su actividad cultural ahí. y esa es la idea: llevar al teatro allí, a los barrios forma parte de esta gestión.

Mi pregunta es ¿Cómo evalúa una obra artística?
Hay distintas escuelas, de cada disciplina artística. Nosotros desde el estado debemos crear los espacios propios para que todo el mundo pueda participar. Yo no me pondré en la fila de ningún movimiento, si bien yo tengo mi opinión formada, en este momento pienso que hay que darle un espacio tanto a los jóvenes como a los consagrados y por otra parte tengo que velar que la mayor parte de los ciudadanos tenga acceso a desarrollarse. Financiar desde otro lugar, para distribuir los costos. facilitar que los espectáculos puedan hacerse al aire libre. Esta temporada va a haber 130- 140 diferentes tipos de espectáculos trabajando.

¿Cuál es tu opinión acerca de la dificultad de poder editar cada escritor sus libros?
La literatura esta sujeta a un mercado que no está en expansión.
Cuándo al arte lo dejas sujeto a los vaivenes del mercado, el desarrollo de esa actividad, la atás inexorablemente al beneficio que tiene ese empresario. Esta bien que quiera ganar más plata desde el que tiene una PYME, hasta el de grandes empresas, se rige con el concepto Maximización de la ganancia. A ésta la Maximiza vendiendo más. En este momento hay un proyecto de ley en el Congreso, que tiene media sanción de diputados de la ley del libro, que va a consensuar entre todos los sectores y algunas cuestiones va a modificar.

Para terminar ¿Qué aconsejarías que haga la gente en general?
Que se acerquen a hablar, presentar proyectos. Siempre hay formas de resolver y proyectar. Es cuestión de sentarse y hablar. Siempre hay una posibilidad de hacer.

Un joven Director de Cultura que deja una puerta abierta a quién tiene proyectos e inquietudes. Eso es… MUY BUENO!

Patricia Heredia

COLABORACIÓN DE LOS SEÑORES DEL JURADO

INCONCIENCIA


Sólo un jazmín
entre ramas de otoño
solitaria y vacilante
luna de pétalos

El viento
gemido vago
se ovilla alrededor
Rodea y atrapa

Secreto del aire
Pesadilla en vuelo
serpentea con declives
y en un vacío de brumas y cornetas
caigo

DANIELA RICCIONI

COLABORACIÓN DE LOS SEÑORES DEL JURADO

MI VESTIDO DE MAYO

Déjame aquí
con mi muñeca de mayo
desvestida
sobre la alfombra que tejió la lluvia.
No importa el tiempo de azafrán en sus mejillas
ni la piedra de miel entre los labios
ni el hilo que se enreda y la estrangula.
No importa
es la muñeca que salió conmigo
a conocer la ciudad de los milagros.
La que dio a luz en mis manos una rosa.
La que siguió a mi sombra.
Déjame aquí donde pueda vestirme
con los trapos quemados del recuerdo.
Aunque este día me deje
veinticuatro kilómetros de angustia.

RAQUEL GUIDI

COLABORACION DE LOS SEÑORES DEL JURADO

CAMINO


Era un lugar donde no había objetos de la civilización o la naturaleza, donde la luz caía impalpable como una lluvia de ceniza, donde el silencio era como un hueco cavado en el espacio, donde no se veían sombras ni soplaban brisas ni se distinguían colores. Sólo una claridad finamente granulosa flotaba en derredor suyo.
Alguien, desprovisto de ropaje y de desnudez, apareció sin que supiese de dónde. Tuvo la sensación que se trataba de un ser sin contornos, que simplemente estaba. Pensó que era fuerte. Tal vez inducido por su voz, que no oía pero que advertía como una sospecha, dedujo que se trataba de un hombre. Y acertó. Iba en busca de la salida que lo condujese a las antiguas batallas, dijo. La expresión de extrañeza que se apoderó de su rostro fue tan elocuente, que el otro la advirtió de inmediato, o tal vez sólo la intuyera, y empezó a proclamar en tono hierático y exaltados ademanes:
––Aquellas eran épocas de esplendor. Cuando uno envejece, entra en un mundo anodino, alejado de la excitación. Extraño las heroicas campañas, las victorias, el caminar sobre los despojos del vencido, las medallas.
––¿Usted nunca fue derrotado? —le preguntó sin salir de su asombro.
––Proyectando la acción en el tiempo la derrota no existe —respondió en tono profético. —Si no se ceja en el esfuerzo, si se pone determinación, en algún momento se alcanzará la victoria. No importa la duración del esfuerzo, el costo, el sufrimiento, la sangre. Lo único importante es vencer. Después del triunfo llega el éxtasis de la gloria y la embriaguez del poder. Tras la destrucción viene la reconstrucción y luego nuevas luchas. Eso es lo que añoro, el estado de lucha constante.
Y agitando los brazos, dominado por una recóndita exaltación, se fue diluyendo en la opacidad lechosa.
Arrepentido de no haberle preguntado dónde estaba, se dispuso a esperar que alguien más se presentase, pero nadie se acercó. Entonces decidió continuar marchado, pero en la dirección contraria. Al hacerlo notó que avanzaba con una lentitud desazonante, como si una fuerza frenara sus movimientos. Debatíase en esa fatigosa impotencia cuando vio una mujer que, untada de desdicha, se acercaba corriendo en sentido opuesto al suyo. Aunque pensándolo mejor, puede que no la haya visto, quizás haya sido esa forma distinta de percepción.
––Deténgase, por favor —le pidió, y con el temor que pasase de largo, le cortó el paso.
Observó que tenía los ojos enrojecidos, como de desvelo, y que su mirada navegaba por la claridad espesa sin fijarse en ningún punto. Algo le dijo que era miedo lo que traía. Esta vez lo primero que preguntó fue si sabía dónde estaban.
––Este es el camino al pasado —respondió tratando de eludirlo.
––Qué es lo que quiere encontrar allí —insistió, tomándola por un brazo.
––Escapo a las controversias –dijo atribulada, —busco el ruta hacia la concordia. Vivía en paz hasta que crecí. Desde entonces sueño con ella.
––Siempre hay algo por qué pelear —le dijo, tratando de conformarla.
––No soy de pelea, las derrotas me han ido minando —gritó con el secreto dolor de las diásporas, y librándose de su mano, comenzó otra vez a correr.
Ahora sabía que estaba en el camino que conducía el pasado, por lo tanto debería proseguir en dirección contraria a la del hombre y la mujer, aunque la misteriosa fuerza no aflojaba en su intento de detenerlo. Se entretuvo un tiempo recuperando el aliento y recapacitando en lo difícil que resultaba avanzar y en lo
fácil que era retroceder. También pensó en las añoranzas, tan distintas entre ellas, y en que ambos tenían la pretensión de alcanzarlas por el mismo rumbo.
Con un enorme esfuerzo iba progresando despacio, como un escarabajo, cuando divisó a una jovencita que se aproximaba con su pequeño hijo en brazos. A diferencia de los otros dos, a ella la pudo ver con claridad. Frisaría los quince años. Sus piernas eran muy delgadas, tan finitas que daba lástima, toda ella era escuálida, arrastraba una flacura gótica, el cuerpo se le escurría bajo el vestido. Los ojos parecían dos bocas negras como cuevas.
––A dónde vas —le preguntó.
––Busco la certidumbre. Todos nos abandonaron. ¿Sabe usted lo que significa eso? Es regresar por las noches y encontrarse sola, con el niño. Sola, sin nadie que me espere, que me hable, que me ría, sin nadie con quien llorar. Y cuando aclara, sigo sola, sin nadie a quien despedir. Esa soledad es como un agujero por donde se me escapa la vida.
––Eres muy joven ¿acaso has perdido todas las ilusiones, no le infundirás esperanza a tu niño?
––El futuro agrava las cosas, así fue para mí, así será para él, no tiene por qué ser diferente, el futuro siempre es peor —dijo, con la furia y el desamparo de la adolescencia.
––No pienses así, no todo se envilece con el tiempo, yo voy en busca del futuro con la fe de los desesperados, anímate, sígueme.
––Eso es una locura, usted es un desquiciado —iba diciendo, mientras se alejaba con el niño en brazos hasta perderse.
El incurable juntó fuerzas y siguió como pudo.

ALEJANDRO RAMÓN

COLABORACIÓN DE LOS SEÑORES DEL JURADO

VEINTITRES

—… ¡Vos decís eso! Si supieras lo que me pasó hoy, te caes de espalda, por no decir otra cosa. Es de no creer, viejo. ¡Mozo! Pero… será posible… Es sordo o se hace… Mozo. Te decía: cuando uno anda con racha, no hay nada que hacerle. Ahí viene. ¿Qué vas a tomar, hermano? Traiga una cerveza, mozo… Ah, y también un mixto tostado. ¿En qué andaba? Sí, el asunto de la racha. Atendeme: salgo hoy de casa para el laburo y apenas abro la puerta llega el pibe del kiosco de diarios y me da la revista Veintitrés. “¿Qué me das?”, le digo. Me dice el pibe: “La revista Veintitrés. Me dijo el patrón que usted la había encargado.” Le digo: “Decile a tu patrón que yo no la pedí. Y que no ande mamado desde la mañana temprano.” Se fue. Subo al colectivo, al 523. Me dije que a lo mejor le había comentado el número de colectivo que yo tomaba siempre y el diariero entendió otra cosa. ¡Está bueno este sándwich! Servite, servite… Bueno, me bajo en la esquina del trabajo, hago unos pasos y una vieja me da un papel y me dice que si quedaba lejos un lugar que estaba escrito allí. Decía: “Independencia 1123”. Me di cuenta de que la pobre no sabía leer, así que le dije que era en la otra cuadra, casi en la esquina. Y ahí me empezó a perseguir la idea: la revista Veintitrés, el colectivo, la dirección de la señora. “Casualidades”, me dije. No quise pensar más en eso. Bastante tenía que preocuparme en ver la forma de llegar a fin de mes, y más que estábamos a 23 de abril. ¡23 de abril! ¿Qué estaba pasando? ¡Me seguía el veintitrés y yo en la lona! Pero… ¡qué se me iba a dar!, ¿me entendés? Me costó, pero mandé la idea al archivo. Bueno, entré a la oficina y… No, no, servite vos primero. Salud ¡Está buena la cervecita! Y este… ah, te decía: entré a la oficina, saludo, me siento y viene el trompa y me dice: “Osvaldo”, me dice, “contróleme cuántos lavarropas Imperial tenemos en depósito.” Miro las fichas del inventario, hice algunos cálculos y saqué el resultado: veintiuno. Me acordé del número que me acosaba y mentalmente le hice un corte de mangas. “Veintiuno, loco, veintiuno. Tomatelá”, le dije a mi aprendiz de pesadilla. Volvió el patrón: “Tenemos veintiuno, don Saúl.” Me dice: “Está bien. Porque dos que habían salido para entregar me vinieron de vuelta. Dales entrada y asentá el resultado.” De no creer, hermano. Sacá la cuenta: sí, eso mismo. Me estaba volviendo loco. ¿Te parece que se podía desoír al destino? Yo sentía que me hablaba: “¿Cómo querés que te lo diga, boló? ¿Querés que te ponga la guita en el bolsillo también?” Tenía razón esa voz interior, esa voz salvadora, la que me podía hacer llegar a fin de mes sin manguear a nadie. No lo pensé más. Cuando volví a ver a don Saúl, le pedí un adelanto. Me dio quinientos pesos mirándome a los ojos. No quise ver otra cosa que la plata. El resto del día en la oficina se me hizo interminable. Sabía lo que tenía que hacer respetando la voluntad de mis espíritus protectores, esos que me daban la fórmula para llegar desahogado hasta el cobro del mes: saldría a las seis de la tarde y a las siete ya estaría frente a una mesa de ruleta. Eso me permitiría multiplicar por treinta y tantos la media luca del adelanto. En un momento dado aflojé, y me dije que tenía que ser conservador y retener el adelanto sin arriesgar. Pero, fijate qué pasó: Me manda don Saúl a que dé una mano al salón, llenado solicitudes de crédito. El primero que viene es un tipo al que le pregunto cuál era su oficio. ¿A que no sabés qué me dijo? “Cocinero”. Date cuenta: cocinero, el veintitrés en el lenguaje de los sueños, vos lo conocés. No, no podía ser tan infeliz, tenía que meterme hasta las patas con el proyecto del casino. Al final se hizo. Salí y antes de lo pensado ya estaba frente a la rula. Había comprado fichas por quinientos. Empecé jugando un tiro a pares. Nada. Me dije que lo bueno, lo que se me había dicho en todas esas apariciones de los números repetidos, era “todo al veintitrés”. Las puse todas (¿qué menos podía hacer?) al veintitrés, el cocinero, el número salvador. Giró la bola, giró, giró. ¿Hasta cuándo iría a girar? Era interminable. ¿Para qué tanto dar vuelta si al final caería en el…? Frente a mí había una piba que estaba muy bien. Me di cuenta de que me miraba. Yo estaba seguro: un pleno me llenaría de guita. La invitaría a cenar… Hermano, ¿pedimos otra? No, por mí no, pero si querés. Bueno, entonces te sigo contando. Estaba muy bien. La chica, digo. Iríamos a comer y después se vería. Yo quería hacerme el indiferente, pero no me salía. La rueda empezó a parar, la bola se insertó en un número: el OCHO, el incendio. Y fue así: la mina me miró y me debe haber visto la cara porque largó una carcajada y se fue. ¡Un quemo, loco! Pasó por detrás de mí y se le cayó una ficha de diez. Pensé en devolvérsela, pero eso daría lugar al cruce de palabras y la aceptación de lo que se podía venir… y en mis bolsillos no encontraba nada más que pelusa. Agarré la ficha lo más disimuladamente posible. Era lo único que me ataba a este mundo, monetariamente hablando. El veintitrés me llamaba, pero me dije: “¡No!”, y me hice caso: la puse a color. Nuevamente empezó a girar la bolilla. Se detuvo, como todas las cosas (alguna vez me gustaría ver una bolilla que girara por siempre. ¿Qué haría el casino en ese caso?). Aunque no lo creas, gané. No, no te alegres tanto. ¿Sabés lo que cantó el croupier? “Veintitrés”. No conozco el arameo, pero me dieron ganas de hacer un curso para aprenderlo y poder putear a los cuatro vientos en ese idioma, sin que nadie se horrorice. El veintitrés. Con una monedita que tenía en el bolsillo me detuve en un tragamonedas, la puse en la ranura para, como dice el tango, poder ver “la vida color de rosa”. Se me dio. Salí con cincuenta pesos. Fui a casa, dejé treinta para usar en estos días, y me vine para acá. Te encontré y acá estamos. Mozo, mozo… Está sordo, está. Mozo. Ahí viene, pago y nos vamos. Espero que no me diga que son veintitrés pesos porque lo fajo, te juro.-

EDUARDO BORAWSKI CHANES

COLABORACIÓN SEÑORES DEL JURADO

Demasiados dedos de alhambre
señalaban su próximo paso.
Humos memoriosos le confundían
hasta la certeza de saberse.
Desabrigó su voz
se sentó en la hombrera de sus límites,
pidió permiso para sentirse viejo
y doró las puntas de sus horas.

CARLOS PILI

COLABORACIÓN DE LOS SEÑORES DEL JURADO

MUJER CON NIÑA EN BRAZOS

"Del otro lado del túnel,
ella vio el más bello jardín
que ella podría imaginar" •••
Lewis Carral


(Alicia en el país de las maravillas )

Alicia y Alicia-madre parten entubadas
atraviesan espirales. El túnel
Es guarida de Alicia contra vientos alisos
y la casa de su conejo blanco.
En la comarca nadie sabe el secreto,
ahí abajo el aire es escaso
Entre terrones de tierra, ensoñación, vigilia.
Alicia se reanima, balbucea,
ecos guturales se duplican torturados.
Las Alicias se confunden
en un vívido abrazo ya vivido.
Alicia-madre, esfumada hada,
infinita claridad muerta . El túnel.
El eco transporta a Alicia, la alucina,
la sitia, la secuestra, la amordaza.
Del otro lado, lenguas de fuego
han comenzado a devorar el jardín.

GRACIELA MARTÍN de NUÑEZ

miércoles, 2 de diciembre de 2009

1er. PREMIO POESÍA

video

2do. PREMIO

PARIR UN VERSO

me pongo de cuclillas sobre la tierra

cae un coágulo de luz
hundo los dedos de mis pies en los terrones ocres

riego el surco con mi amnios ancestral
me aferro con las uñas a los rayos del sol
jadeo todos los vientos

y

cuando tensa la cuerda azul de la noche
todos los músculos de mi vientre
en medio de mi alarido de victoria
cae el poema abriendo sus pulmones


después de unos instantes
ilumina el universo
el placentario y eterno:
el inevitable caos de la existencia

MABEL FERNÁNDEZ ALBELO

3er. PREMIO POESÍA

SUCESO

Ocurrencia en la gama de los grises
enamorarme de vos en el invierno

partido el jarrón de santarritas
en el agua de nieve

el invierno que cruza el calendario
paloma de los hielos

mi piano peregrino de horizontes
la piel morena de las siete notas

caída del leño sobre el leño
nosotros en el fuego de las vocales rojas

hilar sobre el collar de fantasía
las perlas de tus senos titilantes

y este inédito de amor en lo infrecuente
que sucede en el mar
cuadriga de los vientos.

JUAN CARLOS ISLA

1ra. MENCIÓN POESÍA

SI FUERA DABLE

si fuera dable enfrentarse a uno mismo
con la visión azul de la inocencia
mirarse con los ojos de los niños
desnudar el lado limpio abriendo las ventanas

soltar al aire los indomables pájaros de ausencia

si fuera dable mirarse cara a cara
sin el frío cristal de los espejos empañando la mirada
y gritarse contornos sin vergüenza

si fuera dable mirarse ojo a ojo
enhebrando pupilas en pestañas
impelerse de impulso en la mirada
llegar al fondo

nadar en sí bebiendo los reflejos
escamas en el alma
hologramas de hologramas
claroscuros de riberas

y bucear buscar buscando

y no morir de asombro de vida
de incautela

MABEL FERNÁNDEZ ALBELO

2da. MENCIÓN POESÍA

REQUIEM

Se acallaron los pasos

que telegrafiaban

el rumbo de tu marcha.


La cáscara vacia

de tu imágen

en un lento declive

se diluye

hacia una transparencia

sin retorno.


Y yo me quedo sólo

en esta orilla

con el amor a cuestas

malherido,

por algo menos

que tu sombra

pero más

oscuro.


NESTOR ALONSO

3ra MENCIÓN POESÍA

SE HACE MÚSICA


Se hace música el agua entre las rocas.
No entiendo ese vagar continuo.
Ir y venir,
volver sin sentido.
Camino de ida hacia el horizonte
y vuelta hasta comer la arena
y devorar la playa
y gastar la piedra.


Miro.


No entiendo la sinrazón
presencia
ausencia
confusión de idas y vueltas
en cristales rotos,
donde la imagen se pierda en aguas
donde todo naufraga.


Miro.


Y vuelve el agua,
y se va meditando un duelo
y sigue formando olas
eternidad de sueños
eternidad de olas
música eterna entre rocas
muralla de aguas
de un mar salado
que solo me brinda sed.


MARITA MARGAN

1er. PREMIO CUENTO

video

2do. PREMIO CUENTO

CONFESION

Señor juez, no quería hacerlo.
Le juro, rejuro que no, no quería hacerlo… Ella me provocó. Ella, la casquivana, con su ir y venir y ese revoleo absurdo de mil ojos concentrados. No me engañaba, no. Se posaba con indiferencia aparente sobre el vidrio y frotaba sus patitas una y otra vez pero en realidad estaba atenta a todos mis movimientos: en cuanto me distraía por un instante… ¡¡zzzzas!! Ahí estaba, metiendo su sensual trompa asquerosa en la azucarera o sobre la miel; sin contar las veces que la sorprendía sentada el borde del vaso metiendo cuatro de sus peludas patas en el líquido elemento o revoloteando zumbona sobre mi almuerzo… Los días de humedad se ponía más pesada y lela, su vuelo se hacía más lento y chocaba contra mi nariz o el vidrio de mis gafas cayendo atontada sobre la página del libro que estaba leyendo… ¿Usted lee señor juez? A mi, la lectura me apasiona… me apasionaba a pesar de ella chocando contra mis gafas y cayendo una y otra vez sobre el libro que estaba leyendo los días de humedad cuando ella se ponía más pesada y lela. Y sus rezongos… ¡había que soportar sus rezongos zumbones señor juez!, una y otra vez sobre mis martirizadas orejas y en la caracola de mi oído… Yo sé que ella se reía, se reía de mí y de mi impaciencia porque no entendía lo que me decía y yo le preguntaba, no crea que no le preguntaba y ella se reía, estoy seguro que se reía señor juez, aunque intentara disimular apoyando las pilosas articulaciones anteriores sobre su trompa… lo podía ver en el brillo de sus mil ojos… gozaba... ¡cómo gozaba ver reflejado refractado mi desconcierto sobre el espejo de sus ocelos!... y yo la perdonaba señor juez, la perdonaba una y otra vez, como a la otra… setenta veces siete, cuatrocientas noventa veces señor juez, para ser más exacto, ni una sola vez más señor, como a la otra. Podía soportarlo todo: sus desapariciones subversivas, inexplicables e inexplicadas, a la celda de al lado, volviendo como si nada hubiera pasado (como la otra). Pero uno tiene su honor señor juez uno puede parecer pero no ser gil, bueno sí, paciente sí, cuatrocientas noventa veces paciente, ninguna más. Por eso cuando regresó esa noche estaba atento… cuatrocientas noventa y una no señor juez, eso nunca, y aunque le rejuro que no quise hacerlo algo me superó. Hacía como dos horas que la estaba esperando, estático, en la esquina de mi lugar con el brazo levantado cuando se posó sobre la mesita, al lado de la azucarera… Dejé pasar un instante… el borde de su trompa caía con una sonrisa socarrona… todo se nubló… sólo pude distinguir sus mil ojos consternados cuando la Sagrada Biblia cayó con todo su peso. Quien siembra vientos cosechará tempestades
¿Usted lee señor juez?

MABEL FERNÁNDEZ ALBELO

3er. PREMIO CUENTO

HIPÓLITO VARGAS

Amelia Robles se había colocado una flor roja recogiendo su pelo, conjugando en armonía con su boca de labios gruesos, encendida y tan viva como la flor de su cabello. Sonó el teléfono.
Bajando su corsé con aire seductor y provocativo, emitió un hooola largo y gentil.
Como respuesta, esa voz gruesa, tan amada y siempre esperada al sonar el teléfono.
Hipólito Vargas estaba hablando con ella como si el tiempo nunca hubiese desaparecido entre ambos.
-Amelia como estás-
-Hipólito Vargas, estás en Puerto Rico-
-Amelia, llegaré a tus brazos en cualquier momento-
Ella recordó esos brazos fuertes que la estremecían cuando él la tomaba hacia sí buscando refugiarse en el calor de su cuerpo y acariciando el tubo como si fuese el pecho de Hipólito Vargas le dijo:
-Te esperaré-
-Adiós, te volveré a llamar-
Amelia sintió la mano de ese hombre que estaba con ella en la habitación que le acariciaba su rostro moreno y tocaba sus labios rojos, con sus dedos, recorriendo su carnosidad e introduciéndose sobre sus dientes, palpándolos, como homenaje a su blancura.
Amelia Robles con aire placentero, sentada en la silla al lado del teléfono, y con su brazo caído sobre su falda, aún seguía como en un túnel unida a esa voz que había desaparecido, pero que para ella seguía mimando sus oídos.
Dentro de la habitación su amigo casual, le sacaba la flor roja del pelo y acercaba su boca a los labios de la Amelia, que aún temblaban de deseo por Hipólito Vargas

GLADYS LOPEZ PIANESI

martes, 1 de diciembre de 2009

1ra. MENCIÓN CUENTO

SIEMPRE TE ESPERO

Me quedé en casa esperando, no supe que hacer, entonces no hice nada.
Pensé que iba a ser un día especial y sin embargo me resulta por demás ordinario.
Repase los muebles, puse música y repetí varias veces ese tema italiano que te gusta tanto escuchármelo cantar, tratando de perfeccionar el acento.
El gato volteo el autorretrato con la foto del viaje a Brasil y se rompió el vidrio. Como castigo se va a quedar encerrado en el patio hasta mañana.
La decisión que tomamos hace unas semanas, de esperar para buscar nuestro primer hijo fue un alivio. La hermosura de tu mirada húmeda, combinada con el beso que me regalaste son de esos recuerdos que guardo en la superficie del inconciente para proyectarlas en los momentos que asoma algún bajón.
La tela en el atril que esta en la pieza me llama, me seduce para que le agregue un nuevo trazo, una pincelada que apure el terminado. Cuando me decidí a pintar tu retrato no lo había pensado pero voy a darle a tus ojos dos colores distintos, uno rosado y el otro violáceo para que el efecto al verte sea buscar dos mundos distintos a través de tu mirada.
Suena el teléfono, es Hernán, le encargaron hacer el llamado. Tiene buen tacto y sutileza para darme la noticia.
Todas las fechas llegan aunque la mente se obstine en querer retrasar los finales.
Mi vista en filo recorta tus imágenes sin dejar que se le escurra una gota de la realidad.
La sensación del metal frío en combinación con el calor de mi mano, entibia mi piel, le seca el sudor.
Voy notando que el aire se queda en cada segundo que pasa, con menos respiro.
Apenas logro aspirar ese olor ácido de oxigeno quemado.
Me sumerjo en el universo de lo profundo y te busco sabiendo que nos vamos a encontrar.

GUSTAVO BUSOLO

2da. MENCIÓN. CUENTO

CELOS

Miró su reloj y esbozó una sonrisa. Una hora significaba mucho más que unos mezquinos minutos robados a lo cotidianeidad. Una hora alcanzaba para sorprender, para disfrutar de lo que la tiranía del tiempo mata a golpes de “hoy no puedo”.
Se dio prisa. Compró chocolates y dos entradas para el cine. Sería diferente, intencionalmente divertido, un atardecer de seducción.
Tomó su llave, la introdujo despacio y abrió la puerta con la misma emoción que un niño rompe el envoltorio de un regalo. Esperó sorprenderla …
Allí estaban los dos. Él los miró. Era una visión helada atravesada por el aullido violeta de esa herida muda. Vio en aquella escena su vida entera desvanecer, como si una espada le cercenara los sentidos.
Lo sabía, claro que lo sabía. Fue la propia ponzoña de su sospecha que lo llevó a planificar una tarde de amor. La sed de controlarla y de que todo su ser le perteneciera habían envenenado su alma hasta secarla. Sólo un instante sintió deseos de llorar, pero no lo hizo.
Sus rostros asustados se parecían a la palabra agonía. Disfrutó del pánico que sentían. Fue una llaga dulce, una placentera herida. Dio rienda suelta a su furia, tomó la navaja, inspiró profundo, cobró fuerzas, levantó su puño y … todas las desgracias del pasado y los abandonos sufridos en mutismo lo sentenciaron en silencio. Como si una fuerza involuntaria habría detenido el curso de su garra, la bajó y la hundió en el fuego crepitante de sus propias entrañas.
Sólo hubo un grito seco y ahogado.
Ellos permanecieron mudos, viendo la sangre correr y arrastrar en el torrente, la fantasía del engaño.
MIRTA ZEHNDER

CUENTO 3ra. MENCIÓN

EL VASCO

Esteban Olazagaitía tenía tan sólo una vaca vieja y cansada, que circulaba alrededor de su rancho, en esta pampa extensa y milagrosa, que lo hizo surcar mares y penurias para llegar con la esperanza de ser un hacendado como aquellos vascos, que le escribían cartas y hablaban de las tierras de éste país, cómo la tierra prometida.

La guerra es cruel, su país se desangraba en luchas intestinas y el hambre es aún más cruel.

Se decidió a partir aquél día, en que su misión era sacar del cilindro hueco que une la locomotora a los vagones, ese trapo engrasado, que sus compañeros llenaban a manera de bolsa, con arroz, y enviaban al pueblo para que puedan comer sus familias, acosadas por el enemigo y el hambre.

Con su tesoro, huía perseguido por los nacionalistas que disparaban a matar, ¡por un puñado de arroz!, que no alcanzaba para que evitar el chiflido de los estómagos vacios de alimento y de esperanza.

Esteban, el vasco, como todos los días se levantaba al alba mirando al cielo y silbando aquellas canciones, del otro lado del mar, y con el balde en la mano se dirigió a su vaca que la había bautizado con el nombre de Belcha. Acarició su lomo con suavidad.

-Oye Belcha, se que los pastos están secos y duros, pero tú no sabes ¿cómo eran nuestros campos allá, después que pasaban las tropas arrasando y quemando todo?, vamos Belcha, pórtate bien y dame mucha leche, que de esto vivimos todos.

Ella como entendiendo al vasco, se preparó para el ordeñe

-Belcha, entrégame un poco más de leche, vamos amiga. Hoy quiero repartir a todos los vecinos, ¿sabes que han puesto un frigorífico, aquí cerca?

- ¡No corcovees!, no te estoy diciendo que te convertirás en bifes ni en asado, sólo te estoy contando que me he anotado para faenar en ese trabajo, que dicen, que pagan bien-

- Lo hago por ti, por la Flora, ando en amores con la Flora y con tu leche no alcanza para el casorio, es por eso que busco trabajo.-

-¡Belcha que pasa!, vamos relájate, me estas coceando y no te sale leche-, le dijo el vasco, después de largar la manea. Belcha se alzó y con paso rápido y con un mugido de tristeza se alejó.

El vasco acomodó el balde y fue tras ella -Vamos que te pasa, le dijo acariciando su cabeza-

El vasco Esteban Olazagoitía sacó el trapo de su cuello, el que usaba para el ordeñe y secó las lagrimas que derramaba la Belcha, al tiempo que secaba sus propias lagrimas…


GLADYS LOPEZ PIANESI

2do. CERTAMEN DE 2009. GANADORES.

El Centro Cultural Cristina De Fercey informa:

Ganadores del Certamen 2do. de 2009-

POESÍA:

1º PREMIO
“POR LA NOCHE” (NENM) MABEL FERNANDEZ ALBELO

2º PREMIO
“PARIR UN VERSO” (LIL) MABEL FERNANDEZ ALBELO

3º PREMIO
“SUCESO” (TEOFILO) JUAN CARLOS ISLA

1ra. MENCIÓN
“SI FUERA DABLE” (MORA) MABEL FERNANDEZ ALBELO

2da. MENCIÓN
“REQUIEM” (ALFIL) NESTOR ALONSO

3ra. MENCIÓN
“SE HACE MÚSICA” (LLUVIA) MARITA MARGAN


CUENTO:

1º PREMIO
“EL HOMBRE CORRECTO” (DENUEDO) VICTOR ALFREDO MARDEGÁN

2do. PREMIO
“CONFESIÓN” (MANO) MABEL FERNANDEZ ALBELO

3er.PREMIO
“HIPÓLITO VARGAS” (ROSARIO DE PERLAS) GLADYS B. LOPEZ PIANESI

1ra. MENCIÓN
“SIEMPRE TE ESPERO” (LUX LUNAR) GUSTAVO BUSOLO

2da. MENCIÓN
“CELOS” (QUINQUINITA) MIRTA RAQUEL ZEHNDER

3ra. MENCIÓN
“EL VASCO” (LILITH) GLADYS B. LOPEZ PIANESI

Agradecemos al Honorable Jurado su colaboración

CERTAMEN LITERARIO. BASES

El 1er. Certamen del 2010 será como ultimamente, el Centro lo ha dispuesto. TEMA LIBRE.
La diferencia está en los premios.Como se anunció anteriormente iremos alternando el video al primer premio, con el DVD, con la grabación en el mismo de todos los premiados, tanto en cuento como en poesía.
Tratamos de darle a estos certámenes, los premios que mejor logren el cometido de este Centro: Difundir la obra de los ganadores.
Por lo tanto, este Certamen será el DVD con los trabajos ganadores y trataremos de subirlo al Portal de México "Leer Escuchando" que tiene 100.000 visitas mensuales, que descargan los audio. Uno de mis cuentos .Danza...Danza en un mes tuvo 10.000 descargas.
Eso es lo que nuestro Centro entiende por Premio. DIFUSIÓN.
Las bases son las mismas, pero de todas maneras las repetiré, deseándoles suerte.
Antes que nada quiero aclararles, que pueden participar con 2 trabajos por cada inscripción y seudónimo. A mayor participación, diferente seudónimo y nueva inscripción.

CENTRO CULTURAL “CRISTINA DE FERCEY”
1er.CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESÍA Y CUENTO Año 2010
REGLAMENTO
-1º - Podrán participar autores mayores de 18 años, con obras en castellano, inéditas y no premiadas.
-2º -Géneros: Poesía y Cuento. Tema: libre,
-3º -Las obras tendrán una extensión máxima de dos carillas, serán firmadas con pseudónimo, y presentadas en original y dos copias, escritas a máquina o computadora, en una sola cara, a dos espacios, en papel A4 fuente Arial o Times New Roman, tamaño 12.
-4º -Cada autor podrá enviar hasta dos (2) obras firmadas con igual pseudónimo, dentro del mismo género. Si deseara participar con más obras o dentro del otro género, deberá hacerlo con otro pseudónimo, lo que implica una nueva inscripción.
-5º -Los trabajos se enviarán a

CENTRO CULTURAL CRISTINA DE FERCEY
1er. CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESÍA Y CUENTO Año 2010
SANTA FE 1965 5º “C”
(7600) Mar del Plata - Pcia. Buenos Aires – Argentina

en sobre cerrado, que incluirá otro sobre -también cerrado- en cuyo exterior se consignará el pseudónimo y título de la(s) obra(s), y que contendrá los siguientes datos personales: seudónimo, nombre y apellido, edad, documento de identidad, domicilio completo (calle, numeración, ciudad, provincia, país, código postal), teléfono, e-mail (IMPRESCINDIBLE).
-6º -La recepción de los trabajos se llevará a cabo entre el 10 de enero de 2010 y el 10 de abril de 2010 inclusive, teniéndose en consideración el sello postal.
-7º -Se instituyen los siguientes premios: *Primer premio,Segundo y Tercer premio DVD, y Diploma
El jurado considerará la cantidad de menciones que se otorgarán en cada género, las que habrán de integrar el DVD y su "posible" publicación en Internet.
-8º -Se establece un arancel de $15 (quince pesos) por pseudónimo utilizado. De enviarse giros postales deberán ser a la orden de Nélida Ester Gutiérrez.
-9º -El jurado, integrado por personalidades de reconocida idoneidad, deberá expedirse el treinta (30) de abril de 2010.
-10º-Las obras participantes no serán devueltas.
-11º -Se dará comunicación a los premiados. (POR E-MAIL)

Irma Trotta de Basciano PatriciaHeredia Vicepresidenta Presidenta

PRESENTACIÓN DE LA NOVELA "EL REGRESO" EN LA FERIA DEL LIBRO


El domingo 22 en la sala Di Benedetto de la Feria del Libro, se presentó la novela de Patricia Heredia El Regreso.
La presentación realizada por el dr. Carlos Pili, ex presidente de la SADE, con la colaboración del poeta Nestor Alonso, que escribió el comentario de la contratapa y la actuación de los actores Violeta de Lisi y Claudio Alix, en la interpretación de los diálogos de los protagonistas de la novela, fué realmente excelente; no sólo por la calidad de los integrantes de la misma y las palabras del dr. Pili, que provocaron una respuesta muy positiva en el publico asistente, que se mostró muy interesado por la obra.

Agradecimiento

PARTE DE LA SALA AL TERMINO DE LA PRESENTACIÓN




sábado, 28 de noviembre de 2009

ENTREGA DE LA DISTINCIÓN A GLADYS L. PIANESI

ENTREGA DE LLAMAMIENTO DE LOS 100



GLADYS LOPEZ PIANESI Y JORGE LLANOS

ENTREGA DE LA BANDERA "LLAMAMIENTO DE LOS 100"


GLADYS LOPEZ PIANESI Y JORGE LLANOS entregando la bandera.

FOTOGRAFÍAS CON EL JURADO


DR. CARLOS PILI

DANIELA RICCIONI

EDUARDO BORAWSKI CHANES

GRACIELA MARTIN DE NUÑEZ

FOTOGRAFÍAS DEL ENCUENTRO


Gustavo Busolo

Claudio y Victor Rodrigo

Los dos 1ros Premios Victor A. Mardegan (Cuento) Mabel Fernandez Albelo (poesía)

Mabel Fernandez Albelo

Gladys Lopez Pianesi


Juan Carlos Isla (Medio escondidito jaja)

Néstor Alonso con Irma Trotta de Basciano

19º ENCUENTRO CULTURAL


El 13 de noviembre en el teatro Independencia, se llevó a cabo la reunión semestral que realiza el Centro.
Durante la misma, se entregaron los premios a los ganadores del certamen literario, 2do. del 2009.
La distinción al quehacer por la cultura a la Profesora Gladys Beatriz López Pianesi.
Agradecimos como siempre a Victor Rodrigo su colaboración, no sólo artística si no técnica también.
Y como cierre, se sorteó entre los presentes un cuadro de la muestra que se realizó en el Centro Cultural de SMATA en mayo pasado de Arte Digital de P. Berthie, y el beneficiado fue nada menos, que el ganador del Primer Premio en cuento.
En la conducción Patricia Heredia y Claudio Alix.
Al cierre de la reunión la delegación de Rosario integrada por la profesora Gladys López Pianesi y el Dr. Jorge Medin entregaron a Patricia Heredia La bandera Mensajera de la Paz símbolo del "Llamamiento de los 100 para seguir viviendo" por el desarme nuclear y convencional. Lo que significó un gran honor para ella y su Centro.
También, tuvimos la enorme satisfacción de contar con la presencia de la poeta y escritora de San Antonio de Areco, Mabel Fernandez Albelo, que ganó 3 premios y una Mención en el Certamen Literario. Cosa que ocurre por primera vez en los 9 años que lleva realizandose este Certamen. FELICITACIONES.
En el viaje la acompañó Elda Rago la presidenta de la filial San A. de Areco.

A la salida del teatro compartiendo un grato momento



De atrás hacia adelante: Patricia Heredia, Gladys López Pianesi, Claudio Alix, Jorge Llanos,Victor Rodrigo, Elda Rago, La hermana de Mabel y Mabel Fernández Albelo

viernes, 27 de noviembre de 2009

PREESTRENO DE LA OBRA "POR QUÉ A MÍ...?


El 6 de noviembre en el teatro Independencia se llevó a cabo el preestreno de la obra ¿Por qué a mí? de Patricia Heredia
La obra fue muy bien recibida por el publico, con excelentes críticas, por lo que esta temporada veraniega, en Mar del Plata, ciudad que junto a Carlos Paz, conforman los puntos centrales de los espectáculos de Argentina, se ofrecerá todos los martes de enero y febrero en el teatro del Centro Médico a las 21 horas.
"Valentina es una mujer con aspecto de mediana edad, divorciada muy suficiente, de profesión artista. Vive sola, pues sus dos hijos, una mujer y un varón, ya están casados. Desarrolla una gran actividad social y profesional.
La obra, nos muestra todos los aspectos de la problemática vivencial de la protagonista:
La mujer madura; mirada analítica a la mujer de hoy; abismo generacional y omisión de los ancianos dentro de la familia; miedo al compromiso afectivo; relación madre-hija/madre-hijo; la visión del pasado desde el hoy conflictivo y el ataque brutal a los ancianos de parte de los delincuentes. Final inesperado. Todas las mujeres en alguno de los aspectos tocados en la obra, se sentirán identificadas".

Declarada de Interés Cultural, por la Secretaría de Cultura por el enfoque social.

FOTOGRAFÍAS DE LA OBRA ¿POR QUÉ A MI?



Marian Andreu y Claudio Alix

Saludo Final

Marian y Nair Cano

Marian y Blanca Fioramonti

Escenas de la obra y también de algun ensayo.
Agradecemos la colaboración en la parte sonido,iluminación y musical a Victor Rodrigo (Dúo Pedregal)

CUADRO DE TANGO


El Maestro Aldo Priore. Rubén Cané y el actor Claudio Alix. La pareja de tango Marta y Clemente.
También colaboró en el cuadro de tango la poeta Irma Trotta de Basciano.

"DISTINCIÓN FÉLIX GUTIÉRREZ"A LA TRAYECTORIA AL MAESTRO ALDO PRIORE




1)Alfredo Alvarez (Alvarito) Presentando al maestro.
2)Marta y Clemente.
3) Entregando la distinción. Patricia Heredia y Ruben Cané